¿Es malo fracasar?

¿Es malo fracasar?

“Los segundos lugares, son el primer lugar de los perdedores”. Escuché esa frase hace mucho tiempo y desde la primera vez me causó cierto desagrado. Nunca he sido una persona exageradamente competitiva y tal vez por eso dentro de mi propia naturaleza, comprendo que fracasar es parte del mismo proceso de aprendizaje.

¿Es malo fracasar?
Photo Credit: Heart Industry via Compfight cc

He visto personas que se obsesionan tanto con el éxito, que ven el fracaso como un enemigo, algo que hay que evitar o en el peor de los casos, lo ven como un simbolo de mediocridad. Fijar esa posición, puede en ocasiones ser peligrosa, ya que establece en tu mente que no hay espacio para el fracaso.

Fracasar no te convierte en un fracasado. Un fracasado es la persona que decidió no intentarlo por miedo a fallar. Mientras lo intentas una y otra vez, te convierte en un luchador que tarde o temprano recogerá los frutos de su propio trabajo.

[tweetthis twitter_handles=”@miguelaguero” url=”http://wp.me/p4XT2l-PG”]El fracaso es el camino a la excelencia.[/tweetthis]

He conocido amigos que han decidido no buscar mejores ofertas laborales, o que no han dado el primer paso para algún proyecto, porque simplemente tienen miedo a ser rechazados o que el proyecto no avance como lo esperaban. El peor fracaso que alcanza una persona al momento de querer iniciar un proyecto es no haber tomado la determinación de al menos intentarlo.

Quienes tienen éxito se debe a que se han levantado una y otra vez para seguir intentándolo, a pesar de no tener los resultados que esperan; saben que tarde o temprano, la perseverancia se convierte en el aliado ideal para tener éxito en los proyectos que se puede haber planteado.

Así que no le temas al fracaso, sigue trabajando duro, aunque no veas los resultados, que tarde o temprano, Dios recompensa a aquel que ha perseverado en alcanzar sus sueños.

Pregunta para ti:
¿Qué piensas acerca del fracaso?