Es tiempo de moverse

Pero Jehová había dicho a Abram: Vete de tu tierra y de tu parentela, y de la casa de tu padre, a la tierra que te mostraré.

Y haré de ti una nación grande, y te bendeciré, y engrandeceré tu nombre, y serás bendición.

Bendeciré a los que te bendijeren, y a los que te maldijeren maldeciré; y serán benditas en ti todas las familias de la tierra.

Génesis 12:1-3

Cada vez que alguien me ha dicho que piensa emigrar, comparto esta palabra de confirmación que Dios le dió a Abraham. En ocasiones, tenemos el sentir de movernos, pero Dios dice “Espera, no es el momento”, pero en otras ocasiones Dios te dice, recoge todo, es tiempo de moverse.

A veces es moverte de país, pero también puede ser de trabajo, de casa o de iglesia. Si escuchas atentamente la voz de Dios y tienes fe en que los pasos que das van en dirección a un propósito mas grande, puede que al principio no veas con claridad a donde vas, pero sabes que quien está adelante de ti, si.

Con incertidumbre, sin saber que va a pasar o sin tener las cosas bajo control, toca dar un paso de fe. #reflexiones#devocional