MIGUEL AGUERO

Esencialismo – Greg Mckeown

En cierta ocasión había leído que Steve Jobs se enfocaba tanto en lo esencial (aquello que existe con un propósito) que cuando decidió utilizar su clásica camiseta negra, había pedido que las diseñaran sin botones (de hecho, Jonathan Ive, en alguna ocasión dijo que Jobs detestaba los botones, y por eso, la mayoría de los productos tenían solamente los botones esenciales).

Imagen cortesía de Editorial Aguilar
Imagen cortesía de Editorial Aguilar

Había comenzado a leer Esencialismo hace unos años atrás, mientras leía la biografía de Steve Jobs. Lo encontré por recomendación de algunos blogger y autores que sigo y me pareció interesante en las premisas que expone sobre lo que significa ser un esencialista. Casi de inmediato, pude identificar conceptos que enmarcaron dentro del comportamiento de Jobs y de muchos otros innovadores como Walt Disney y Dieter Rams (Diseñador de Braun).

El libro propone una premisa básica: “Menos, pero mejor”. Concéntrate en aquello que es importante y abre espacio a tu mente para desarrollar “tu punto de máxima contribución”: el punto donde converje aquello que te gusta hacer, con lo que eres bueno, y que la gente necesita.

Liberarte de actividades en una sociedad bombardeada de información puede llegar a ser un tremendo desafío. Tenemos facebook, celulares, smartwatch y notificaciones por todos lados, que nos llevan a facilmente perder el foco en aquello que podríamos considerar esencial y sobre lo que deberíamos tener todos nuestros sentidos. Sin embargo, los beneficios de concentrarte en lo esencial abre el camino hacia algo que la generación de nuestros padres y abuelos tenían y que nosotros hemos perdido: tiempo para pensar.

El libro se clasifica en cuatro partes: Define, explora, elimina y ejecuta. Mckeown propone estos cuatro pasos como una forma simple de alcanzar una visión esencialista en tu vida. Definir lo esencial, Cada paso está lleno de capítulos con ideas sobre lo que debes hacer para conseguir tu punto de máxima contribución y asi pasar a ser un esencialista.

Acostumbro a hacer como ejercicio mientras leo, aplicar los principios en algunas áreas de mi vida para ver los resultados. Para conseguir aquello que me gusta hacer, que la gente necesita y que se me dá con facilidad, tuve quellevar una lista completa de todas y cada unas de las actividades que desarrollo y ponerlas bajo ese contexto. Mientras hacía este ejercicio, descubrí que en mi trabajo estaba haciendo más de 10 actividades, a las que honestamente no sabía identificar hasta qué punto eran esenciales o no. Luego de muchas revisiones, puede reducir la lista a cuatro y aun así, definir las más importante implicó trabajo adicional.

En el libro te proponen algunas ideas sobre lo que puede ser un esencialista y de qué forma, el esencialismo puede ser beneficioso para tu vida. Debo reconocer que esto, si bien en la teoría suena atractivo, en la práctica es más difícil de lo que parece.

Mucha gente considera que el libro Esencialismo es repetitivo. Realmente, lo que a mi me pasó, fue que encontré muchos cabos sueltos, que implican analizar en detalle para comprender lo que el autor trataba de exponer en sus ideas. Aun asi, el libro es verdaderamente transformador y brinda mucho material para alcanzar el desarrollo de tus objetivos a través de prácticas esencialistas.
Recuerda, que si quieres leer más libros como este, simplemente únete a nuestro club de lectura o en GoodReads (en inglés)

  • Alejandra Gonzalez

    Yo si creo que en algún momento se vuelve repetitivo, pero eso a su vez ayuda a al lector a concentrarse en lo esencial del libro :)