La diferencia entre Igualdad y Justicia

Es bastante común que la gente confunda el término igualdad con justicia. A veces escuchamos personas que dicen “Siendo Justo…” cuando en realidad estas siendo equitativos. La igualdad y la justicia, aunque parecieran hacer referencia a lo mismo, en términos de valores, representan dos cosas diferentes.

http://www.dreamstime.com/-image19928295

Hace poco reflexionaba sobre estas dos palabras y de la importancia para un líder de ser justo con sus seguidores. La injusticia es el arma que más rápido destruye el liderazgo, y es por eso, que siempre que tomes una decisión que implique al menos dos partes afectadas, no incurras en “darles a ámbos las mismas oportunidades, porque en ocasiones, esto no es lo más justo”.

Quisiera compartir esta historia contigo, acerca del Rey Salomón. El término “Ser Salomónico” proviene de esta historia, que nos enseña como las decisiones de Justicia pueden levantar tu liderazgo.

16 Tiempo después, dos prostitutas fueron a ver al rey para resolver un asunto. 17 Una de ellas comenzó a rogarle: «Ay, mi señor, esta mujer y yo vivimos en la misma casa. Ella estaba conmigo en la casa cuando yo di a luz a mi bebé. 18 Tres días después, ella también tuvo un bebé. Estábamos las dos solas y no había nadie más en la casa.

19 »Ahora bien, su bebé murió durante la noche porque ella se acostó encima de él. 20 Luego ella se levantó a la medianoche y sacó a mi hijo de mi lado mientras yo dormía; puso a su hijo muerto en mis brazos y se llevó al mío a dormir con ella. 21 A la mañana siguiente, cuando quise amamantar a mi hijo, ¡el bebé estaba muerto! Pero cuando lo observé más de cerca, a la luz del día, me di cuenta de que no era mi hijo».

22 Entonces la otra mujer interrumpió:

—Claro que era tu hijo, y el niño que está vivo es el mío.

—¡No! —dijo la mujer que habló primero—, el niño que está vivo es el mío y el que está muerto es el tuyo.

Así discutían sin parar delante del rey.

23 Entonces el rey dijo: «Aclaremos los hechos. Las dos afirman que el niño que está vivo es suyo, y cada una dice que el que está muerto pertenece a la otra. 24 Muy bien, tráiganme una espada». Así que le trajeron una espada.

25 Luego dijo: «¡Partan al niño que está vivo en dos, y denle la mitad del niño a una y la otra mitad a la otra!».

26 Entonces la verdadera madre del niño, la que lo amaba mucho, gritó: «¡Oh no, mi señor! ¡Denle el niño a ella, pero por favor no lo maten!».

En cambio, la otra mujer dijo: «Me parece bien, así no será ni tuyo ni mío; ¡divídanlo entre las dos!».

27 Entonces el rey dijo: «No maten al niño; dénselo a la mujer que desea que viva, ¡porque ella es la madre!».

28 Cuando el pueblo se enteró de la decisión que había tomado el rey, todos en Israel quedaron admirados porque reconocieron la sabiduría que Dios le había dado para impartir justicia.

Reyes 3:16-28

En esta historia, el Rey Salomón, expone claramente ámbos escenarios. Al momento de pedir que dividan al niño en dos, es común pensar que estaba siendo justo, cuando en realidad estaba siendo equitativo. Al escoger entregar el niño a la madre correcta, es cuando realmente pasa de ser equitativo a ser justo.

Si bien es cierto, que “No puede haber justicia sin igualdad”, tambien es cierto (y aunque pueda sonar contradictorio) “no siempre ser equitativo, significa ser justo”. Reconocer cuando ser o no equitativo para ser realmente Justos, amerita sabiduría y madurez, de manera que tus seguidores queden satisfechos, porque has distribuido los recursos, de forma tal que permitan compensar las deficiencias de quien realmente lo necesita.

Si eres un líder, procura administrar la justicia de forma correcta. Evalúa las condiciones de cada persona y procura brindar a cada una de ellas en la forma correcta, para que cada una pueda conseguir sus objetivos en las mejores condiciones posibles.

¿Has dirigido algún grupo, en el que has tenido que aplicar Justicia y en la que no necesariamente significaba ser equitativo? Comparte tu opinión, Comenta tu experiencia al final de la página





Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*