Mente, cuerpo, espíritu y relaciones

mente cuerpo espiritu relaciones

Algo que siempre me ha incomodado al momento de analizar nuestro crecimiento personal, es que generalmente lo evaluamos en términos de “O”: mejoras tu trabajo o mejoras tus relaciones o mejoras tu salud. Pareciera que alcanzar la excelencia en alguna de esas áreas implica inevitablemente sacrificarte en otras.

mente cuerpo espiritu relaciones
Photo Credit: MorkiRo via Compfight cc

El deseo de mejorar nuestras vidas tiene que ver más con un “Y” que con un “O”. Queremos tener mejores ingresos y mejores relaciones y mejores trabajos. Sin embargo, hablar de “Y” en muchas ocasiones suena como una asunción presuntuosa para nosotros mismos y pareciera que es mucho pedir a esta única vida que tenemos.

Haciendo una revisión de mis escritos, descubrí de manera involuntaria, que si es posible crecer en distintas áreas de nuestra vida personal y que inconscientemente estaba haciendo una radiografía de cada una de las áreas de mi propia vida.  De alguna manera, al hablar de excelencia, evaluaba cada área de mi vida y como iba mejorando en determinados niveles.

Estoy seguro que no es algo que me pasa solamente a mí, sino que a ti tambien te pasa. Tal vez quieres un mejor trabajo, mejorar tu salud, tus ingresos o tus relaciones.  De hecho, la plenitud personal y la excelencia en tu vida la alcanzas cuando realmente desarrollas en paralelo todas estas áreas. Similar a una mesa, debes mantener tus áreas de crecimiento paralelas y en las mismas dimensiones si quieres que nada de lo que hay encima de tu vida se caiga.

[tweetthis url=”http://wp.me/p4XT2l-Pr”]La plenitud personal y la excelencia la alcanzas cuando desarrollas todas tus áreas de crecimiento por igual.[/tweetthis]

El crecimiento hacia la excelencia está principalmente sostenido por cuatro áreas:

  • Mente: Para crecer en tu mente, debes inevitablemente estudiar. En esta sociedad que vivimos, el problema no es la información, sino la capacidad de filtrar la información que recibimos para poder aprovecharla. Tu mente es la base para poder a partir de alli obtener ideas creativas, soluciones de negocios o proyectos de innovación. Tu mente es tambien el recipiente de tus talentos, como la capacidad de aprender musica o arte.
  • Cuerpo: La salud depende en gran medida de la forma que cuidas tu propio cuerpo. Realizar actividades físicas contribuyen a que tu cuerpo se mantenga activo y que cada una de las zonas de tu cuerpo se mantengan fortalecidas. Cuidar de tu cuerpo es cuidar de tu ser, ya que es lo único que físicamente te pertenece.
  • Espíritu: Cualquier otra área se ve afectada por factores externos, sin embargo, tu espíritu es lo único que se mantiene inamovible, siempre que lo mantengas alimentados. Tu ser espiritual está estrechamente relacionado con Dios, ya que es parte de él mismo. Crecer en el espíritu, significa inevitablemente crecer en tu relación con Dios y la búsqueda de la paz.
  • Relaciones: Somos seres relacionales, no importa que tan introvertido seas, las relaciones personales son fundamentales para tu propio crecimiento. La relación con tus padres, tus hijos, tu pareja, compañeros de trabajos y amigos contribuye a que en unidad puedan alcanzar mejores resultados.

¿Puedes crecer como individuo al mismo tiempo en estas cuatro áreas? Absolutamente. No necesitas sacrificar una para crecer en otra. Sin embargo, la disciplina, la determinación y la intención son fundamentales para que puedas alcanzar el nivel de excelencia que te propongas.

¿Hay alguna de estas areas en la que sientes que necesitas crecer?