Por qué es importante respetar a tus padres

Father and son

Nuestra sociedad está profundamente marcada por las relaciones entre padres e hijos. La gran mayoría de nuestra generación ha crecido con conflictos profundos con sus padres, que van desde el maltrato, hasta la falta de afecto. En ese intento de no repetir las mismas experiencias que tuvimos con nuestros padres, nuestra generación está buscando formas de mejorar la relación con sus hijos, pero ¿qué hay de la relación con nuestros padres?

Father and son
Imagen Cortesía Macinate

El perdón es fundamental para el crecimiento personal. El desafío más grande que puede tener una persona es buscar una relación positiva con sus padres, sobre todo, si está marcada por experiencias negativas del pasado. Sin embargo, con un profundo trabajo, anhelo de crecer y de curar heridas, es posible desarrollar una relación de honra y amor hacia tus padres.

Hace poco veía a una persona hablar por teléfono con su papá y quedé impresionado en la forma que lo trataba. Creo que pocas veces había visto a una persona maltratar verbalmente a sus padres en tan poco tiempo. Puedo entender que posiblemente, sus padres contribuyeron a que esa persona esté tan llena de dolor como para hablar con ellos únicamente en un tono de resentimiento, sin embargo, ya la persona tenía una edad como para comprender que era tiempo de dejar ir ese dolor y buscar manejarse con su padre en un tono un poco más cordial.

Algo que es importante que aprendas, es que si no tienes una buena relación con tus padres, difícilmente la tengas con tu pareja, con tus amigos, o con tus hijos. El respeto a los padres muestra en gran forma la sanidad en tu corazón. Si estas recién saliendo con una persona, y quieres conocer como puede ser su relación contigo a futuro, te invito a que examines la relación de esa persona con sus padres, ya que eso te hablará en gran medida de los fundamentos emocionales de esa persona.

Yo crecí en una familia bastante normal. Si bien mi relación con mis padres no era perfecta, debo reconocer que en su forma, mis padres me cubrieron a mí y a mis hermanos de muchas de nuestras necesidades. Aún así, hay etapas de nuestra vida donde es inevitable el conflicto y las diferencias de pensamiento. Algo que si aprendí de ellos fue a honrarlos y respetarlos, y no lo aprendí por imposición, sino porque yo mismo fui testigo de la forma en la que ellos trataban a sus propios padres.

En mi experiencia con mis propios padres, aprendí a mejorar profundamente mi relación con ellos, de mi lado las cosas que pude hacer para fuese así y de las que te invito a que intentes, han sido:

  1. Aceptalos como son. Tus padres vivieron una generación diferente a la tuya, no intentes cambiarlos. Aunque hay padres que se pasan la mitad de su vida tratando de que te seas como ellos, no pagues a ellos de la misma forma.
  2. Si vives con ellos, acepta sus reglas. Mientras sean ellos los que te den techo y comida, la mejor paga es vivir conforme a sus reglas, aun cuando puedan parecer injustas.
  3. Aparta tiempo para ellos. No importa lo fácil o difícil que pueda ser la relación con ellos, aparta siempre tiempo para compartir con ellos aunque sea algo simple como un café.

Hay una promesa escrita que si honras a tus padres, tendrás larga vida. Si quieres aprender a perdonar, siempre es bueno que comiences con tus padres y de esa forma, podrás empezar una nueva relación mucho más sana con ellos y poder dejar el legado a tus hijos de una buena relación a futuro contigo.