¿Puede la fe promover el progreso de una nación?

¿Puede la fe promover el progreso de una nación?

Muchas personas me habían hablado de como Colombia tras haber sido un país con problemas tan complejos, en las últimos años ha pasado a convertirse en uno de los países mas prometedores de América Latina. Muchas personas me lo habían comentado, pero no fue sino hasta que visité el país por primera vez que lo pude percibir.

¿Puede la fe promover el progreso de una nación?
Photo Credit: Beto Vilaboim via Compfight cc

Colombia sigue siendo un país con los problemas típicos de los países latinoamericanos. Sin embargo, hay algo que percibes en la gente que es increíble: la energía que transmiten sobre el deseo de que su país se supere a sí mismo. Desde el primer día que llegué, sentí en la gente una fuerza de confianza y compromiso por su nación. Durante mi realmente corta estadía, continuamente me preguntaba, de donde salía esa fuerza y esa energía en la gente, ¿Qué la originó?

Al tercer día de mi estadía, un gran amigo me invitó a visitar su iglesia. Mientras caminábamos por las calles en dirección a la sede, conversábamos de todo, pero no dejaba de pensar y observar cada detalle en las calles de Colombia. No necesito resaltar aquellas cosas que sabemos que son evidentes en nuestros países latinos: tráfico, falta de orden, poca limpieza, etc. Pero a medida que nos acercábamos a la iglesia, observaba que algo cambiaba: la gente cruzaba las calles donde corresponde y los alrededores eran más limpios. Más impactado quedé cuando al llegar a la iglesia, pude observar el cambio cultural con el que me estaba topando: orden, limpieza, organización; y la gente parecía estar perfectamente acoplada a todo el movimiento.

Pasé varias semanas con esa imagen en mi cabeza, hasta que recordé haber leído una historia similar en el libro de Josué. En esta historia, el pueblo de Israel está en las afueras de Jericó, que estaba conquistado por los Hititas. Dios les había dicho por medio de Josué que recibirían esa tierra y lograrían conquistarla, por lo que Josué mandó a dos espías a explorar la tierra. En el camino, estos espías llegaron a la casa de una prostituta, la cual les informó que conquistarían, porque el pueblo de Jericó estaba aterrorizado con Israel. A cambio de ayudarlos a salir, la prostituta negoció su vida y la de su familia.

A veces una nación puede parecer conquistada por la corrupción, el delito y la pérdida completa de los valores más elementales. Cuando ves una nación donde hay tantos problemas, pero al mismo tiempo ves a tanta gente con el deseo en sus corazones de que el bien gobierne de nuevo, te das cuenta que detrás de todo esto se mueven un sentir de conquista similar a como ocurrió con el pueblo de Israel. La gente, con la misma discreción con la que los espías entraron a esas tierras, están sembrando en la sociedad un sentir de progreso, orden, limpieza, honestidad y compasión.

Hay muchas explicaciones para considerar lo que un país hace para cambiar hacia el progreso; como la educación, las estabilidad política y económica, además del deseo de dejar un mejor país para tus hijos. Pero también la fe en Dios, el convencimiento de las personas de establecer lo que esta bien y lo que está mal ante los ojos del mismo Dios y el sentir de fraternidad entre ciudadanos con un sentir similar, está contribuyendo fuertemente en esa transformación cultural.

Pregunta:
¿Crees que la fe en Dios incide en el desarrollo de las naciones?