Respetar la autoridad te hace un mejor líder

Hay un principio que establece que un lider, honra a sus líderes. En la medida que das un espacio importante a aquellas personas que representan autoridad para tí, en esa misma medida quienes te siguen, verán a una persona que respetar. 

Hoy en día, posiblemente motivado al abuso de autoridad que han tenido algunos líderes y la interpretación de algunas personas que irreverencia es igual a irrespeto, nuestro concepto de autoridad se ha visto bastante mermado. Es por ello, que el liderazgo moderno, se fortalece en la medida que demuestra la capacidad de mantenerse apegado al respeto a la autoridad, siempre que esto no implique o contradiga los valores personales. Hay ocasiones, donde puedes tener la libertad de establecer una visión opuesta a la autoridad, pero hay ocasiones en las que no es asi.

Hay roles y determinados liderazgos, donde la autoridad es necesaria, porque de no ser así, las consecuencias de no llegar al objetivo, podrían tener repercusiones altas, como en las fuerzas armadas, o un médico en plena cirugía. Una persona de autoridad es aquella que ejerce un mando directo sobre tí. Este mando puede ser o no, otorgado. En ocasiones, hay personas que ejercen autoridad sobre nosotros, sin que directamente nosotros hayamos escogido que así fuera. Es por ello, que es muy fácil, sentirse emocionalmente en desacuerdo, con la orientación que te de una persona que ejerce autoridad sobre tí, y buscar hacer las cosas a nuestra manera. Sin embargo, la obediencia (aun cuando se podría estar en desacuerdo) establece un presedente, que fortalece tu base de principios y valores.

Respeto a la autoridad significa: 

  1. Si estas empleado respetar a tus supervisores o jefes.
  2. Enseñar a tus hijos a sus maestros.
  3. Obedecer a las los representantes del orden público (como la policía, militares, bomberos, etc)
  4. Si eres empresario, respetar a tus clientes, que vienen a representar un modelo de autoridad.

El respeto a la autoridad (ganada o no), hace que tu circulo de influencia tenga un punto de referencia en tí, de una persona que respeta las jerarquías y las posiciones establecidas. Tus seguidores, en los momentos que marcas una dirección, se sentirán en el compromiso de seguir tu ejemplo, y honrarán tu dirección de la misma forma que tu lo haces con tus autoridades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *